¿Liposuccion o Lipoescultura? Comparaciones

Para poder decidir cuál de estas dos cirugías (liposucción y/o lipoescultura) es la mejor para ti es importante ser consciente de los beneficios y desventajas de ambos. En esta web ya hemos hablado de los beneficios de la criolipolisis, pero es importante saber que no sirve para todos los casos de obesidad abdominal (al menos no para los casos mas voluminosos). Si sólo estás buscando eliminar una pequeña cantidad de grasa de un área en particular entonces la lipoescultura sería preferible porque su objetivo no es reducir significativamente el peso corporal, sino mejorar la apariencia de ciertas áreas del cuerpo. Debe recordarse, además, que la lipoescultura es mucho más precisa que la liposucción normal, y está más enfocada a agregar forma y definición a áreas particulares, en contraposición a la simple eliminación de la grasa (objetivo básico de la liposucción). Así que, básicamente, si quieres agregar posiblemente tono y definición a cierta área, por ejemplo al abdomen, la lipoescultura sería más apropiada; pero si lo que se desea es eliminar una gran cantidad de grasa, entonces es necesaria una liposucción convencional. A continuación hablaremos del coste de ambos tratamientos y del tiempo de recuperación necesario.

Coste del tratamiento y recuperación

Como con cualquier tipo de tratamiento quirúrgico, los costes varían dependiendo de varios factores diferentes. Estos factores pueden incluir el país donde se está recibiendo tratamiento, el número de áreas que que se están tratando y la cantidad de grasa de cada área que desea eliminarse. Si eres hombre o mujer también pueden influir en el coste final de la liposucción o lipoescultura. En los hombres la grasa tiende a ser más dura y más fibrosa, y es más difícil deshacerse de ella, lo que significa que el precio se eleva. Los precios en España para una liposucción pueden variar desde 1.500€ hasta 5.000€. Generalmente, si vas a realizarte la operación de cirugía en una ciudad grande (como Madrid, Barcelona, Valencia) el precio tiende a ser más barato porque la competencia para el negocio es mayor, y esto tiende a bajar los precios.

El tiempo de recuperación es generalmente mínimo, aunque obviamente la recuperación será mayor si se utiliza anestesia general. En la mayoría de los procedimientos que en estos días se realizan usando la técnica tumescente, que utiliza sólo anestesia local, los pacientes superan la operación en 60-90 minutos de cirugía. En la fase post-operatoria el hinchazón y las secuelas del proceso desaparecen progresivamente después de 6 a 8 semanas. Durante este tiempo los pacientes deben abstenerse de cualquier actividad física vigorosa para permitir que sus heridas se curen suavemente. Además la mayoría de los pacientes pueden volver a trabajar en pocos días, siguiendo las indicaciones del cirujano y evitando ciertas actividades contraindicadas. Si una operación quirúrgica no es lo que deseas para realzar, disminuir o tonificar el abdomen, siempre puedes emplear la criolipolisis. Es un proceso sin anestesia, sin cirugía y sin dolor, y el coste del tratamiento es 3 o 4 veces menor.

Web sobre la Criolopolisis por